Perderlo todo para ganarlo todo

Ayer pasaban “Eat, Pray, Love” en la tele y la volví a ver. Ya la había visto una vez pero desde otro lugar, otra perspectiva, había pasado como una película mas, además de que Bardem está mas bueno que fin de semana largo con feriado puente y Julia Roberts es -para mi- una frescura viviente de persona. Esta vez me dejó pensando (con el agravante de que estaba en cama engripada y tenía mucho tiempo libre para pensar…) en el tenerlo todo, en los miedos, en desaprender y volver a aprender, en animarse, en escribir tu propio destino y bancarte las consecuencias, en las señales que te da la vida, en la gente que cruzas en el camino.

Mis primeras horas en Roma

Mis primeras horas en Roma (“Calle sin salida”)

Siempre amé viajar y desde que empecé a trabajar mis sueldos los dedico a eso. Me importan tres belines el celular, el auto, comprarme una casa, incluso me cuesta horrores terminar la universidad porque le escapo como a la peste a la educación formal; salvo en idiomas, siempre fui autodidacta en todo. Aún así, conseguí con suerte y esfuerzo, el trabajo que siempre había querido: trabajar en el estado, en Derechos Humanos con temas vinculados a la última dictadura cívico-militar argentina. Hoy en día tengo el trabajo más seguro del mundo: empleada pública nacional planta permanente, sin padrinos, sin deberle nada a nadie, llegué a donde me había propuesto. Pero… ¿qué pasa cuando tu otrora objetivo ya no te llena? ¿Qué pasa cuando vas sin ganas, pensando en cualquier otra cosa? ¿Alguna vez se sintieron ahogados?.

“A soul in tension is learning to fly”

No todos tuvimos las cosas siempre en claro. A veces me hubiese encantado que este momento de mi vida hubiese sido hace 10 años atrás. Pero mi momento es hoy y punto. Después de haber asimilado años de viajes y de gente que crucé en mis caminos, en mi último viaje en noviembre a la Patagonia volví con una sensación distinta. Había conocido gente que dejó cosas atrás por más tranquilidad (el dueño del hostel en San Martín de los Andes o mi compañero de habitación que había llegado de Rosario para radicarse ahí) o por viajar por tiempo indetermindado (Diego, un madrileño que soñaba con llamar a su papá diciendole que estaba recibiendo en año nuevo en el fin del mundo y que estaba tan fascinado con “Diarios de Motocicleta” que pensaba llegar hasta México en su viaje por América Latina). Al poco tiempo una amiga, en medio de una charla que incluyó 347 veces la frase “me quiero ir a la mierda”, me habla de Aniko Villalba. Empecé a explorar ese mundo de gente que viajaba y se financiaba en el camino. Nunca se me había ocurrido, que pelotuda, si se hacer un montón de cosas, hablo tres idiomas, saco lindas fotos, me defiendo en la cocina, hasta limpio como los dioses! Me di cuenta que todo me lo guardaba para mí y que si compartía eso con el mundo el mundo me lo iba a devolver con creces, no sólo en forma de dinero. El círculo se iba cerrando.

eatpraylovequote

Empecé queriendo hacer el prueba-error de tomarme seis meses de licencia sin goce de sueldo en el laburo, porque quería esa seguridad de que si algo no salía, tenía a donde volver. Pero esa sensación de vacío seguía creciendo, pero por suerte no era un vacío-malo, porque era/soy consciente de donde está la falencia. Es un vacío que me empuja a otro vacío lleno de cosas por hacer y por vivir. Hoy quiero dejarlo todo. No puedo pensar en otra cosa. Y estoy aterrada, pero se que, como me dijo un amigo, el viento es tan sabio que sabe donde te tiene que llevar. Así como un día conseguí el trabajo que siempre quise, también se que en esta decisión que estoy tomando también me va a ir bien. No tengo la mas puta idea de lo que voy a hacer y no me importa, porque sé qué es lo que no quiero hacer.

El sabio viento patagónico que siempre supo donde llevarme... (Las Grutas, Río Negro, Argentina)

El sabio viento patagónico que siempre supo donde llevarme… (Las Grutas, Río Negro, Argentina)

Es la primera vez en mi vida que tengo miedo. Cuando era chica tenía una colección de cuentos -que todavía conservo- entre los que estaba “Juan Sin Miedo” de los Hermanos Grimm. Es un pibe que no le tiene miedo a nada y necesita averiguar qué es el miedo porque le revienta no saber, entonces se va a un castillo encantado al que todo el mundo le teme porque está lleno de fantasmas y cosas raras. Pero no hay caso, el tipo va y la pasa bárbaro con los fantasmas y los ogros y encima vuelve con un saco lleno de monedas de oro porque ayudó a un duende. Cuando vuelve, la hija del rey queda tan fascinada con su valentía que se terminan casando, pero Juan seguía encaprichado con querer saber qué era tener miedo hasta que un día, mientras dormía, su mujer lo despierta a baldazos de agua fría. Ahí se dió cuenta que tenía miedo a ahogarse porque no sabía nadar. Hay que hacer como Juan y averiguarlo, porque el miedo es el sentimiento humano básico tan aterrador -valga la redundancia- y tan movilizante que tarde o temprano vas a salir a combatirlo porque es insoportable tenerlo en el cuerpo por mucho tiempo.

“Juan decidió ir al castillo. Sus padres intentaron disuadirlo temiendo que le ocurriera algo malo, pero el muchacho les dijo alegremente: ‘tengo mucha curiosidad por saber lo qué es el miedo; tal vez en el castillo encantado logre averiguarlo'”

Todos “soñamos” con una vida tranquila, lejos de los problemas, las inseguridades, las carencias y la incertidumbre, pero no es posible. El ser humano es tan complicado que necesita buscar esa pimienta para condimentar su vida. El secreto es, como el buen chef, saber condimentar bien la vida, teniendo la libertad de elegir esa especia que nos haga felices.

“A veces, perder el equilibrio por amor es parte de vivir una vida equilibrada”

Eat, Pray, Love

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s