En el Caribe Sur

Después de quedar maravillada con Bogotá, donde la temperatura para mí es la ideal (ni frío ni calor, odio las temperaturas extremas, pero si me das a elegir me quedo con el invierno), estaba muy ansiosa de llegar a la Costa Colombiana, lo que implicaba llegar al Caribe Sur (¡como la canción de Man Ray!). Tierra de cumbia y vallenato, géneros tan alegres como despreciados por las mayorías impopulares, el Caribe Colombiano es calor, color, sabor, música y gente linda. También fue un hito personal porque fue el último viaje que hice acompañada. Después de Colombia, empecé a viajar sola, lo que se convirtió en un camino de ida hasta el momento.

SANTA MARTA

Bajamos en el aeropuerto de Santa Marta abrigadas porque en Bogotá estaba fresco y nos recibió la bocanada de calor que nos acompañaría todos los días hasta volver a la capital colombiana. En Santa Marta el calor es insoportable, no hay viento y a la noche la temperatura andaba tranquilamente por los 31°. Llegamos al hostel -hermoso- cuyo dueño, Patrick, era un irlandés nos recibió todo contento de haber cambiado su fresca Irlanda por el calor de las tierras sudamericanas. En la habitación nos esperaban ventiladores de techo. Pensé que me la iba a bancar. NO. Irme a dormir era un calvario, pero bueno cuando uno está de viaje deja fluir. Que sea lo que dios quiera.

La Piscina, una de las playas del Parque Nacional Natural Tayrona

La Piscina, una de las playas del Parque Nacional Natural Tayrona

Al otro día lo único que queríamos era una playa con agua azul. Le preguntamos a Patrick cómo llegar a Bahía Concha, una de las playas más lindas que ví, nos indicó que nos tomáramos “X” colectivo. Los colectivos en Colombia, si vieron Betty la Fea, son así tal cual, chiquitos a la antigua, llenos de gente y con la cumbia a full en el estereo del chofer. La cuestión es que el colectivo terminaba en una Terra Incognita de la que nadie nos había avisado. Era un barrio que comparado, nuestro querido conurbano bonaerense era Zurich. No entendíamos nada, empezamos a preguntar y algunos nos ofrecían llevarnos en moto. NI EN PEDO, odio las motos. De repente unas almas solidarias llamaron a alguien que nos ofreció llevarnos por 5000 pesos colombianos. Resulta que la hermana de este buen hombre tenía una casa de comidas en Bahía Concha y él iba y venía durante el día. Subimos, era la camioneta de Pedro Picapiedra, estaba hecha mierda y con moscas revoloteando, pero dejamos fluir de vuelta, si nos secuestraban los Paramilitares o las FARC (típico prejuicio para con Colombia) iba a ser en nuestra ley. Nos mirábamos y nos cagabamos de risa… ¿¡cómo llegamos ahí!?. Por fin después de unos 20/30 minutos de viaje llegamos a Bahía Concha. De no creer. Era el paraíso en la tierra y encima no había casi nadie en la playa. Pasamos ahí todo el día vegetando hasta el horario en que nuestro chofer volvía. Nos volvimos con él y con dos turistas mas que encontramos en la playa y habían llegado en taxi. Nosotras ya haciendonos las locales les dijimos cual Sandro “subí que te llevo” y les hicimos ahorrar unos pesos. Después todos en bondi al centro de Santa Marta.

Bahía Concha

Bahía Concha

Al otro día fuimos a San Pedro Alejandrino, la quinta de Bolívar donde pasó sus últimos días y finalmente murió. Un lugar hermoso para pasar el día. Otra vez el transporte. Le pedimos al chofer que nos avise dónde bajar (en Argentina eso siempre funciona) y el chabon se re colgó. Y como mas colgada es mi amiga yo era la única opción. Me encanta mirar por la ventanilla y estar atenta al entorno asique cuando vi un paredón que decía “Alejandrino” salí eyectada del asiento a increpar al chofer. Era ahí nomás que nos teníamos que bajar, otra vez la sacamos barata. Mejor no seguir tentando a la suerte.

San Pedro Alejandrino

San Pedro Alejandrino

Y como mejor no seguir tentando a la suerte en materia de transporte, al Parque Nacional Tayrona fuimos en combi. Casi se olvidan de pasarnos a buscar. Better Call Randazzo. Evidentemente teniamos several issues con el transporte santamartino. Finalmente llegamos, caminamos dos horas a través de la selva, donde no importaba el calor porque la vegetación hacía de aire acondicionado; fue una experiencia inolvidable y valió la pena. El premio era llegar a Cabo San Juan Guía, una playa espectacularmente indescriptible. La selva era rara, no me picó ni un mosquito, las hormigas ni te molestaban y sólo se escuchaba el ruido de los pájaros y los monos. Ni los cangrejos te daban bola. En la caminata de vuelta paramos en otras playas que eran igual o más hermosas. No había cansancio ni calor, no sentía nada más que felicidad.

Cabo San Juan Guía

Cabo San Juan Guía

Finalmente, el centro de Santa Marta es bastante pequeño y se recorre facilmente. La zona de la bahía de Santa Marta me pareció lo mas lindo de la ciudad. No hay tanto para ver o hacer pero está bueno tener en cuenta que es la ciudad mas antigua de Colombia y la segunda ciudad más antigua de Sudamérica (fundada en 1525 por Rodrigo Bastidas, a quien llamaban “el mas humano de los conquistadores”, parece que era re copado), por lo tanto es un buen dato para tener presente al mirar sus edificios.

El área de la Bahía de Santa Marta, en el centro

El área de la Bahía de Santa Marta, en el centro

CARTAGENA DE INDIAS

Finalmente la pegamos. Fuimos desde Santa Marta a Cartagena en un servicio de combis que sí se acordó de nosotras y hasta nos dejó tiempo amablemente para almorzar en Barranquilla. Acá el panorama cambiaba drásticamente. Cartagena era como una especie de Disneylandia llena de colores, historia, prolijidad, más turistas y un poco de vientito por suerte.

Los colores de Cartagena

Los colores de Cartagena

Esta vez habíamos elegido un hotel porque queríamos estar dentro de la Ciudad Amurallada y no había hostels -al menos en ese momento- y fue una buena desición más que nada por la habitación con aire acondicionado. No aguanto el calor, es un flagelo para mí y recorriendo la ciudad me iba metiendo de a ratos en cualquier negocio con tal de tener un respiro de aire frío. He llegado a meterme en varios negocios de joyas y esmeraldas -compra imposible para el viajero de bajo presupuesto- me hacía la que miraba y apreciaba pero lo único que apreciaba era el frío.

Parte de la Muralla que rodea a la ciudad con el Mar Caribe de fondo

Parte de la Muralla que rodea a la ciudad con el Mar Caribe de fondo

La parte amurallada de Cartagena es totalmente caminable y es tan hermosa que a pesar del clima seguís recorriendo sin parar. Igualmente, hay otros sitios de interés por fuera de ella y ahí les recomiendo contratar algún city tour que te llevan hasta el fuerte de San Felipe de Barajas y a la cima del cerro donde se encuentra el Convento de Santa Cruz de la Popa, desde donde se ve todo Cartagena.

Vista de Cartagena desde el Cerro de la Popa

Vista de Cartagena desde el Cerro de la Popa

De vuelta dentro de las murallas, ingresando por los arcos de la Torre del Reloj, se encuentra el Portal de los Dulces, unas dos o tres cuadras de puesteros que sólo venden cosas dulces y no podes parar de comprar y de comer. Los puestos son muy limpios y es totalmente de fiar la calidad de los productos, asique no duden en hacer degustación. También hay variados restaurantes muy lindos todos aunque con precios no muy aptos para la mochila de la dama y el caballero. Aunque sí recomiendo ir a tomarse algo a Café del Mar por la noche, ubicado en la muralla con vista al Mar Caribe. Además de café por supuesto, se pueden tomar cerveza, tragos e incluso cenar.

Las típicas vendedoras de frutas

Las típicas vendedoras de frutas

Nos tomamos un día de playa en la zona de Bocagrande, a unos 3 km de la zona amurallada, que es “onda Miami”. Alquilamos una carpita con sillas a un precio casi de regalo. Las playas del centro no son lo que uno espera estando en el Caribe, además de los vendedores que son MUY molestos (si habremos tenido tres minutos de silencio habrá sido demasiado). Por eso recomiendo, aunque no llegamos a hacerlo, ir a las playas que se encuentran en las islas cercanas.

Muertos de calor

Muertos de calor

Cartagena de Indias es una de las ciudades mas hermosas que vi y la verdad es que el viaje a Colombia había sido un poco de casualidad, pero creo que sumando sus lugares, su diversidad de paisajes y sobre todo su gente, Colombia es uno de los destinos mas lindos de América Latina. Y nos quedamos con las ganas de hacer el triángulo cafetero en la zona del centro de Colombia. Habrá que volver entonces!

Fuerte de San Felipe de Barajas

Fuerte de San Felipe de Barajas

ALGUNOS TIPS SOBRE EL CARIBE COLOMBIANO

  • Los taxis de/hacia los aeropuertos no son para nada caros y la verdad es que no hay otras opciones como en las grandes ciudades, asique recomiendo su utilización.
  • Si quieren hacer alguna compra de artesanías o regalos o -como en mi caso- el famoso sombrero vueltiao, háganlo en Santa Marta que es mucho más barato.
  • Para cambiar plata, Bancolombia tiene la mejor cotización. Hay que llevar por única vez copia del pasaporte y siempre el original. Las casas de cambio no piden nada pero la cotización no es tan buena, aunque siempre es una buena opción para salir del apuro.
  • Busquen alojamiento con aire acondicionado. En serio. En Cartagena, les recomiendo que se alojen en las zonas de Bocagrande o dentro de la Ciudad Amurallada, Getsemaní es más barato pero no es muy agradable. En Santa Marta pueden alojarse en el centro, en la zona de El Rodadero y si les gusta acampar, pueden hacerlo en el Parque Nacional Tayrona.
  • Para ir de Santa Marta a Cartagena y visceversa existe un servicio de combis llamado MarSol. El servicio es puerta a puerta, salvo que te hospedes dentro de la ciudad amurallada -donde la circulación de vehículos es bastante restringida- en ese caso tenés que bajarte en la Torre del Reloj.
  • En ambas ciudades, no hay problema alguno de seguridad. En Santa Marta volvimos caminando a la una de la mañana tranquilamente y en Cartagena salíamos a caminar todas las noches. Siempre había gente por todos lados y también mucha policía (mas que nada en Cartagena). Sólo es cuestión de tomar las precauciones normales que tomamos en todas las ciudades a las que vamos. No se dejen llevar por la mala prensa que le hacen a Colombia porque no tiene nada que ver con la realidad.
  • En Cartagena, para contratar city tours o los barcos a las islas del Rosario y Barú haganlo en las casillas que están en la zona del puerto. Nunca con alguien que les ofrece en la calle. Si pasa algo, tienen un lugar físico donde reclamar.
  • En Cartagena los museos son bastante caros (salvo el Museo del Oro que es gratuito) y en las iglesias cobran para entrar asique les recomiendo que si tienen muchas ganas de visitar alguna, vayan en horario de misa.
  • Para ingresar al Parque Nacional Tayrona exigen vacunación contra la fiebre amarilla. En Argentina esta vacuna es totalmente gratuita y la colocan en Sanidad de Fronteras dependiente del Ministerio de Salud de la Nación y después te dan el certificado correspondiente. La vacuna dura 10 años y en ésta página tienen todos los lugares del país donde pueden aplicarsela. A mi no me exigieron el certificado al ingreso al Parque pero es mejor tenerlo además de por supuesto prevenir la enfermedad. La vacuna no tiene efectos adversos y además también nos sirve para cualquier otro país del mundo que nos exija el certificado.
  • Si no tenes ganas de hacer las dos horas de caminata por la selva para llegar al Cabo San Juan Guía, podes ir en barquito desde Santa Marta. Te dejan directamente en la playa.
  • La cumbia y el vallenato are in the air. Abrí tu mente y escuchalos. Es un género muy lindo y divertido. Para los extranjeros seguro el más conocido de la zona sea este muchacho…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s